Elegir el hosting correcto significa elegir un proveedor confiable, que se asegurará de que tu sitio web permanezca accesible y seguro en todo momento.

La mayoría de los propietarios de negocios entienden el valor de crear contenido web de calidad y finalmente están empezando a comprender la importancia de crear un sitio web que sea receptivo.

En ese proceso de desarrollo web se suele dejar de lado un factor muy importante, y es la elección del proveedor de hosting correcto.

Cuando los propietarios de negocios se toman el tiempo de seleccionar una empresa de hosting  confiable, se aseguran de que el sitio web permanezca accesible y seguro en todo momento.

Elegir al azar a un proveedor de hosting, basado solamente en el precio del host, puede producir resultados desastrosos.

Consecuencias de elegir un mal hosting

Miles de sitios web son hackeados diariamente, incluso aquellos de gran envergadura.

No existe una solución perfecta para evitar la piratería, pero si hay formas mejorar la seguridad de un sitio y una de las más importantes es eligiendo en hosting correcto.

Una empresa de hosting confiable y segura realizará copias de seguridad de tus datos en un servidor remoto en caso de que haya una violación de seguridad y puedas perder tus datos.

Cuando tu sitio web está caído, es como tener la puerta de tu negocio cerrada con llave.

Tus clientes no pueden ingresar a tu tienda para comprar y no podrás ganar dinero.

Los sitios web están diseñados para permitir a los clientes comprar las 24 horas del día.

Esto no sucede si tu sitio web es inaccesible. En agosto de 2013, Amazon perdió más de 66 mil dólares por minuto cuando su sitio web dejó de funcionar por casi 40 minutos.

Las brechas de seguridad y la pérdida de ingresos son solo el comienzo de tus problemas.

Los sitios web que tienen largos periodos de inactividad con frecuencia ven una caída en sus rankings de búsqueda (SEO).

Si tu sitio web no funciona, los motores de búsqueda no podrán acceder ni indexar ese contenido que tanto trabajo te ha costado hacer. El impacto es devastador.

Cómo evitar problemas con tu proveedor de hosting

A continuación haré un recorrido por 10 características esenciales que debes considerar antes de elegir a tu próximo proveedor de hosting.

1. Debes saber qué tipo de hosting necesitas

Comprender las necesidades de tu empresa puede ayudarte a reducir tus opciones de hosting.

Si planeas construir un sitio web con mucho contenido multimedia, streaming  y la posibilidad de que los visitantes se registren y suban sus propios videos, tu sitio web requeriría más funciones que alguien que construya un sitio web como un folleto virtual.

Los sitios web que reciben una gran cantidad de tráfico diario probablemente no funcionarán bien en un servidor compartido porque estos servidores están diseñados para adaptarse a una gran cantidad de sitios web pequeños que tienen demandas limitadas.

2. Debes elegir el plan o paquete adecuado

Muchas pequeñas empresas recurren al hosting compartido como una forma de ahorrar dinero, pero con el bajo precio vienen los problemas de lentitud y disponibilidad de la página web.

Los sitios web lentos provocan un rechazo en los visitantes, y los potenciales clientes huyen hacia la competencia.

Una opción como un servidor privado virtual (VPS) es un poco más costosa, pero proporciona un rendimiento web más rápido y de mayor calidad y brinda una mejor experiencia al cliente.

3. Buscar reseñas y comentarios

Antes de elegir un proveedor de hosting busca comentarios y sitios web de reseñas para saber a ciencia cierta con que te encontrarás.

La investigación de una empresa de hosting  a través de revisiones de terceros es muy útil para descubrir problemas constantes o quejas persistentes de usuarios actuales o pasados.

Presta atención a cómo responde la empresa a las quejas, o si la empresa responde en absoluto. Esto te dará una idea de cómo la compañía trata a los clientes descontentos.

4. Obtener el ancho de banda ideal

Si bien la mayoría de los sitios web nuevos no usan mucho anchos de banda, es importante dejar espacio para el crecimiento.

Asegúrate de que la compañía de hosting  que elijas no bloquee en una cierta cantidad de ancho de banda y luego te cobre tarifas adicionales si necesitas actualizar tu plan de hosting más adelante.

5. No te detengas únicamente en el precio

Cuando tienes un nuevo negocio o un emprendimiento con un presupuesto limitado, la empresa de hosting  que ofrece el precio más bajo puede ser muy tentadora.

Recuerda que la calidad del servicio suele ser inversamente proporcional al precio que pagas.

El precio más barato podría resultar en servidores lentos, un servicio de atención al cliente deficiente, caídas constantes y puedes resultar asociado a otros sitios web de mala calidad ya que te encontrarás en el mismo servidor.

6. Debes leer los términos y condiciones de servicio

Es en serio. Debes hacer una lectura detallada de los términos y condiciones de servicio (SLA).

Allí estará toda la información verdadera de los límites y alcances de los servicios que ofrece la empresa.

La mayoría de las personas acepta los Términos de servicio sin molestarse en leer exactamente lo que están firmando. Lo he hecho. Todos lo hemos hecho. Deja de hacerlo.

En estos términos también podrás encontrar la política de reembolso de dinero de la compañía.

7. El soporte al cliente es esencial

Cuando estés investigando empresas de hosting, busca siempre una forma de ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente.

¿Puedes encontrar una manera rápida y fácil de contactarlos por correo electrónico, chat en línea o soporte telefónico 24/7? ¿Sí? Genial. Ahora pruébalos.

Asegúrate de probar cada función antes de comprar sus servicios para ver si satisfacen las necesidades de tu empresa.

8. Los backups son sumamente importantes

No importa realmente por qué tu sitio web está caído o por qué se han perdido los datos.

Lo que sí es sumamente importante es saber si la empresa de hosting  que eliges tiene un plan de respaldo para ayudarte a recuperar la web y sus datos por si acaso.

Pregúntales: “¿cuál es el plan de contingencia ante un ataque o una falla del servidor?”. Si no estás cómodo con la respuesta, ya sabes lo que debes hacer.

9. Preocúpate de la seguridad

Las brechas de seguridad pasan. Es algo que sucede sin importar la envergadura el sitio web.

Lo importante es tratar de minimizar el impacto y que tú y tus visitantes estén protegidos.

El plan de hosting que elijas debe ofrecer certificados SSL para proteger la comunicación entre tus visitantes y tú sitio web.

Además de tener una protección contra malware y ataques DDoS. Si ofrece redes de distribución de contenido (CDN) es aún mejor.

10. Apuesta a un proveedor con el que puedas crecer

Muchas veces las nuevas compañías ofrecen precios bajos con la esperanza de que lo compensen con una gran afluencia de clientes.

Sin embargo, la mayoría de las nuevas empresas de hosting no están equipadas para administrar con éxito a tantos clientes a la vez.

Es mejor seguir con una compañía más respetable y establecida que pueda lidiar con el crecimiento sin comprometer la experiencia de sus clientes.

Cuando las empresas de web hosting experimentan un crecimiento demasiado rápido y no tienen los recursos para manejarlo, eso crea problemas para los dueños de negocios, como el tiempo de inactividad, la carga lenta de páginas, la pérdida de ingresos y los efectos negativos en los rankings de búsqueda.

Conclusión

Tu sitio web es un portal hacia el mundo. Y debe tener los fundamentos más firmes y seguros posibles.

Esto lo logras solamente eligiendo cuidadosamente al mejor servicio de web hosting.

Debes conocer cuáles son tus necesidades, leer el contrato de servicio, investigar sobre el proveedor y preguntar sobre temas de seguridad.

¿Tienes alguna estrategia para elegir un servicio de hosting? No dudes en comentarlo debajo.

Shares
Share This